Menu sup

Historia

Historia

Fue proyectado por Fernando Moscardó y Rafael Soler. Aunque se subastan las obras en 1974, éstas no comienzan hasta 1975 por diferentes problemas administrativos. Tiene la particularidad de ser el faro con la torre más alta de las Baleares, 52 metros hasta el plano focal. Comenzó funcionando con un alumbrado eléctrico mediante lámparas de haz sellado, inaugurando este tipo de alumbrado en el Archipiélago Balear. Representa al típico faro de los años setenta proyectado a raíz del Plan de Mejora del año 1967, con torre de hormigón y sin edificio con viviendas para los Técnicos de Señales Marítimas, puesto que comenzó ya con un funcionamiento automático. Desde su inauguración, el 1º de noviembre de 1978, su mantenimiento corrió a cargo de los técnicos residentes en el faro del Botafoc. La linterna es de la casa Racional S.A, de 2’25 m de diámetro. La considerable altura de su torre hizo aconsejable la instalación de un montacargas en su interior, para facilitar a los técnicos el transporte de material hasta la linterna del faro. Actualmente cuenta con dos motores electrónicos los cuales ya no necesitan cubeta de mercurio, como era el caso de los instalados con los equipos iniciales.

Faros más cercanos